Museo de La Cavada (I)

Ya he comentado unas cu√°ntas veces que en La Cavada estaba la Real F√°brica de Artiller√≠a dedicada a la elaboraci√≥n de ca√Īones. Lo que no sab√≠a es que hay un museo dedicado al tema. Esas son las cosas de no haber callejeado debidamente, aunque sirva en mi descargo que el museo est√° algo escondido con respecto a la carretera nacional que cruza el pueblo. Por supuesto, de visita me fui. El museo est√° situado en las antiguas escuelas. Menos mal que antiguas, porque mezclar ni√Īos tal y como salen ahora con ca√Īones me parece una mala combinaci√≥n.
Museo de Artillería de La Cavada
El jard√≠n exterior est√° lleno de ca√Īones, balas de ca√Ī√≥n y otros aperos ca√Īon√≠sticos varios. Suerte tienen de pesar lo que pesan, porque si fueran m√°s ligeros me imagino que ya se habr√≠an pasado por aqu√≠ los ¬ęamigos del metal¬Ľ para hacer una requisa por orden del chatarrero jefe. Y si fueran de cobre habr√≠an durado un suspiro al aire libre.
Ca√Ī√≥n en el exterior
¬ŅQu√© c√≥mo s√© que pesan mucho? Porque cada uno tiene su cartelito correspondiente en el que se indica el calibre, peso, caracter√≠sticas e historia del artefacto.
Cartel del ca√Ī√≥n
A la entrada otro ca√Ī√≥n enorme. Espero que est√© amarrado a la pared, sino mejor ser√° permanecer lo m√°s alejado posible no me vaya a caer sobre un callo del pie. Un escudo de piedra y en el suelo unas cuantas municiones. No debe pasar mucho abuelete por aqu√≠, que en cuanto ven unas cu√°ntas bolas de similar tama√Īo enseguida las cogen para jugar a la petanca.
Ca√Ī√≥n a la entrada
Importantísimo: la placa conmemorativa de la inauguración. Si a los políticos le prohibieran inaugurar cosas y dejar placas con su nombre, en este país no se inauguraría ni la cuarta parte de lo que se hace ahora.
Placa conmemorativa
Pasamos al interior previo pago de tres euritos que aqu√≠ ya nadie da gratis ni la hora. Exposici√≥n interesante aunque est√°tica, no var√≠a con el tiempo lo que no anima a una segunda visita porque se ver√° lo mismo. Mucha madera, m√°quinas, maquetas y en primer plano una reproducci√≥n de c√≥mo era la f√°brica de ca√Īones en su d√≠a.
Maqueta del pueblo I
Así era la fábrica, ocupaba un montón de superficie, tenía varios edificios, el río canalizado, etc. Hoy sólo quedan recuerdos, alguna edificación reutilizada y poco más.
Maqueta del pueblo II
En la urna se puede ver la maqueta de una de las m√°quinas empleadas en hacer las √°nimas de los ca√Īones. El agujero donde iba la bala, vamos. Hay otra reproducci√≥n de esa m√°quina m√°s grandota que saldr√° en la segunda entrada sobre el museo.
Exposición I
Atravesamos una puerta y llegamos a otro ala del edificio en el que se pueden ver colgados de la pared grabados con escenas de batallas navales donde participaron ca√Īones fabricados aqu√≠. Enfrente creo recordar que eran listas de personal que trabajaba en la f√°brica y al fondo una pantalla con un DVD explicando la teor√≠a de las batallas n√°uticas de la √©poca.
Exposición III
Paneles explicativos en la pared sobre fortalezas donde se instalaron ca√Īones construidos en La Cavada, esquemas de barcos armados con ca√Īones construidos en el mismo lugar, la reproducci√≥n de un uniforme de la √©poca y en el suelo un extintor, supongo que utilizado para apagar los fuegos originados por los ca√Īones fabricados en La Cavada.
Exposición II

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies