Paseando por Carmona (II)

Reemprendemos el relato de las andanzas por Carmona tras una primera parte en la que mostraba parte del pueblo. Siempre digo lo mismo, la mejor manera de conocer los lugares es pate√°rselos a conciencia y para desgracia de mi parienta, que es m√°s de escaparates, terrazas y vermuts, siempre acabamos camina que te camina, calle arriba, calle abajo, cruzando puentes, r√≠os, callejones y zigzagueando sin piedad hasta que ella pide clemencia y me ofrece como zanahoria no comprar m√°s de treinta vestidos al mes si me paro inmediatamente. Un servidor, como es un caballero, acepta inmediatamente (por la cuenta que me trae), pero por el camino han ido cayendo un mont√≥n de fotos aprovechables para el blog, como por ejemplo la iglesia y sus paredes en esa piedra tan t√≠pica de aqu√≠, medio beige, medio marr√≥n, medio rojiza… huy, medio, medio y medio son tres medios que es uno y medio… vosotros me entend√©is ¬Ņno? Pues eso, que la iglesia tiene piedras de colores.
Iglesia de Carmona
Y algo más que piedras tenía, allí han montado también un Telecentro para que la gente use internet y en el tejado han plantado una antena como ésta. No es que pegue mucho en un edificio histórico, pero mira, si la Iglesia empieza a modernizarse (que buena falta le hace) no seré yo quien ponga reparos por el aspecto de una antena.
Antena en la iglesia de Carmona
Otro hallazgo, el monumento a la vaca tudanca colocado en lo alto del pueblo con unas buenas vistas a la carretera, al río y al puente que lo cruza.
Monumento a la vaca tudanca I
Aquí se puede ver a la vaca mirando con interés cómo un coche cruza el puente. Grande y oscuro, quizá lo confunda con un toro que viene a visitarla.
Monumento a la vaca tudanca II
Vista de la vaca, pero por la parte delantera. Hay que ver los colores que salían en las dos fotos anteriores hechas con el sol detrás mía. En cambio hubo que tirar de retoque para hacer algo aprovechable de ésta porque tenía el sol casi de frente y si algo he aprendido es que una de dos, o sol de cara o fotos majas.
Monumento a la vaca tudanca III
Otra curiosa escultura, una albarca gigante sobre un pedestal con placa incorporada.
Recuerdo a Amado I
¬ŅQu√© dice esa placa? Pone ¬ęRecuerdo a Amado¬Ľ as√≠ que busca que te busca y seguramente se refiera a Amado G√≥mez Gonz√°lez, el √ļltimo abarquero de Carmona.
Recuerdo a Amado II
Tras el recorrido por Carmona seguimos carretera para llegar a Puentenansa, la siguiente etapa del d√≠a. Felices y contentos por la dosis de cultura etnogr√°fica recibida entr√°bamos en el pueblo a lomos de nuestro cochecito, giramos a la izquierda en un cruce y un abuelete que se hallaba parado haciendo un stop decidi√≥ que no hay mejor momento para arrancar a toda mecha que cuando te pasa por delante un trasto de cuatro metros pintado discretamente de rojo chill√≥n. Lo vi venir, pero ni tiempo tuve para reaccionar. La siguiente imagen fue √©sta…
Golpe en el coche…y adi√≥s coche por unos d√≠as para reparar el pepinazo. Estas son las cosas de andar por el mundo adelante y uno de los motivos por los que a√Īos ha decid√≠ no volver a usar trastos de dos ruedas, porque no s√≥lo quiero intentar llegar a viejo sino adem√°s pretendo llegar entero.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies