Pendiente del voltio

Es conocido aquel dicho seg√ļn el cual ¬ęlabrarse una reputaci√≥n cuesta toda una vida y perderla s√≥lo un minuto¬Ľ. No, no me refiero a mi, yo llevo toda la vida intentando perder la reputaci√≥n y mi empe√Īo parece que va dando sus frutos d√≠a a d√≠a. Me refiero a empresas c√≥mo √©sta, con m√°s de cincuenta a√Īos de experiencia, con miles de viviendas construidas, con oficina y √©ste letrero luminoso en plena calle Calvo Sotelo de Santander. Mas le vale hacerle un mantenimiento preventivo al cartel y pagarle bien al electricista, porque si alg√ļn d√≠a se le funde el tubo fluorescente de la segunda erre, con esto de internet, el twitter, los m√≥viles y dem√°s, van a o√≠rse las risas de aqu√≠ a Sebastopol. Ya veis, trabajo duro, hacer las cosas bien, un mal el fluorescente tiene un qu√≠tame all√° esas pajas con un voltio pele√≥n y con eso es con lo que se queda el populacho. Si es que somos de lo peor…

1 comentario Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies