Por Aguilar de Campoo

Estos d√≠as acaba de pasar por toda Espa√Īa, y por consiguiente tambi√©n por Cantabria, un temporal de los de fr√≠o polar. El anterior fue a principio de febrero y pese a las recomendaciones para no coger el coche por parte de las autoridades competentes, uno que es un irresponsable, un irredento y un ceporro integral, se fue en coche con la sana intenci√≥n de cruzar el puerto del Pozazal (unos mil metros de altura sobre el nivel del mar) en medio de una nevada como dios manda por ver qu√© se siente en esas circunstancias. Lo cruzamos, pasamos a la provincia de Palencia y por all√≠ nos encontramos un precioso d√≠a, como ya hab√≠a retransmitido en esta entrada porque uno es que no sabe estarse callado.

Si v√©is la entrada anterior, al final de la √ļltima foto se adivinaba un pueblo. Es Aguilar de Campoo, famoso por sus galletas no en vano all√° por los noventa hab√≠a cinco f√°bricas dedicadas a la faena. Entramos al pueblo, callejeamos un poco, vimos la nieve cubriendo coches y de pronto, f√≠jaros qu√© aparece… virgen santa, carretera, iglesia, castillo, nieve, foto, foto, que me da un pasmo de la impresi√≥n…
Aguilar de Campoo I
Con lo que me gustan las alturas y yo sin enterarme que en Aguilar de Campoo tienen un castillo en todo lo alto de una monta√Īita nevada. Y pedazo castillo, le faltar√≠a un torre√≥n para completar el conjunto pero tampoco me puedo quejar.
Aguilar de Campoo VIII
Hay dos maneras de subir, una es acercarse a la iglesia y tomar el camino que parte desde all√≠, la otra es perderse, callejear un rato, ver un camino de tierra entre los √°rboles y subir por √©l. A media subida hab√≠a ganas de mear as√≠ que aprovech√© la ausencia de otros seres humanos en las proximidades para aliviarme contra un √°rbol, el cual, en venganza, dej√≥ caer sobre mi un trozo de nieve que ocultaba entre sus ramas en el justo instante de sacudir la √ļltima gotita para que como dijo S√≥crates y repiti√≥ Plat√≥n, esa gotita no cayera en el pantal√≥n. Menuda punter√≠a que tuvo el jod√≠o √°rbol, parte de la nieve se col√≥ entre el cuello y la camisa con la poca gracia que hace eso. En fin, batallitas de abuelete…
Aguilar de Campoo II
Esto es el interior del castillo, visto desde la puerta de entrada. Un poco soso, lo √ļnico destacable adem√°s de las murallas es la c√ļspide de la monta√Īita ah√≠ a la derecha. Roca pura, no me extra√Īa que la dejaran en su sitio y ni se molestaran en quitarla con el trabajo que da y la ausencia de excavadoras en el mundo medieval.
Aguilar de Campoo IV
Subido a las murallas, vista del interior con la c√ļspide en primer plano.
Aguilar de Campoo VI
Media vuelta y vista del pueblo con una de las esquinas del castillo justo delante. A lo mejor no deber√≠a ejercer de cabra mont√©s saltando en lo alto de murallas de piedra cubiertas por la nieve, calzado con unas botas medio gastadas y las manos ocupadas en sostener la c√°mara, pero mira, ¬Ņqu√© ser√≠a de nosotros si no le damos un poquito de emoci√≥n a la vida?
Aguilar de Campoo V
Vista del pueblo, con su iglesia casi en el centro y todos los tejados cubiertos por la nieve. Lo verde arriba a la izquierda es la nave de la fábrica de galletas Gullón.
Aguilar de Campoo III
Por √ļltimo, foto del acceso ¬ęoficial¬Ľ al castillo, no el que va entre los arbolitos. Desde arriba del todo bajas hasta esa torre aislada, y luego esta maravillosa escalera te lleva hasta la iglesia de la primera foto. Demasiado f√°cil para mi, me quedo con la otra opci√≥n que tiene m√°s miga.
Aguilar de Campoo VII

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies