Primera de la temporada

Me refiero a la primera visita al hayedo del Saja-Nansa, a ver cómo están esos preciosos arbolitos y si van apareciendo los colores otoñales. De momento, y al no haber llegado aún el frío, nada de nada de amarillos, rojizos y marrones. Esta es la vista desde el Mirador de la Cardosa. Arbolitos verdes a punta pala.
Hayedo en verde
Muy poquitos han cambiado ya de color, estos de aquí son unos adelantados a la época. El resto pasan de todo y siguen disfrutando de las temperaturas tan agradables que sigue habiendo para estar casi llegando a noviembre.
Hayas enrojeciendo
Ruta mañanera entre las hayas a ver si nos encontrábamos algún ciervo, tarea que cumplimos a la perfección con nulo éxito porque los muy jodíos lo tienen facilito para escapar de un par que arman tanto ruido al andar que se les detecta a un kilómetro de distancia. El bosque, eso sí, tan bonito como siempre.
Hayedo del Saja
Mira por donde la foto más maja del día fue en el centro de interpretación del parque. Tienen un generador metido en una caseta para producir energía eléctrica. Caseta, hayas, sol, luz, colores, foto bucólica al canto que estas imágenes rurales suelen quedar muy apañadas.
Caseta y hayedo
Total, tanto rollo sólo para decir que si queréis pasar por el hayedo, mejor esperaros diez o quince días para verlo en todo su esplendor.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR