El pedestal vacío

Hace tiempo, en la entrada “Atando cabos” os contaba cómo de rebote había conseguido adivinar de quién era un busto que había junto a la carretera yendo por Cabuérniga.
Busto de Augusto González Linares
Pues bien, ese “de quien era” en tiempo pasado adquiere un sentido mucho más real ya que ahora hay pedestal, pero no busto.
Pedestal sin busto I
Pasamos a su lado mientras volvíamos a casa tras pasar el sábado en el hayedo del Saja-Nansa. Eché una reojada y coño, ahí falta algo… paré, media vuelta, bajé a echar una miradita y era evidente que sí, que faltaba. ¿Pero quien se habrá llevado el busto de Augusto González de Linares? ¿Un admirador? ¿Un chatarrero? ¿Será para admirarlo en la intimidad de un hogar o para venderlo al peso? Anda que como empiecen a robar estatuas, con todas las que hay por ahí sueltas os váis a aburrir de ver entradas tituladas “Un pedestal vacío”.
Pedestal sin busto II

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR