Tour marítimo cantábrico (I)

Cuando me pasé por el Faro del Caballo hace ya un par de añitos pude ver que se acercaba por mar un barco en lo que parecía ser una excursión organizada. Ya en casa buscando información me enteré que desde Laredo sale un barco en plan ruta turística que pasa por el Faro del Caballo, por delante de Santoña, del Puntal y la playa de la Salvé en Laredo y vuelve finalmente a puerto. Diez euritos por persona, una hora de viaje aproximadamente. Este es el folleto e incluso tienen una web donde ver mucha más información.
Folleto de las excursiones marítimas en Laredo
El domingo pasado allá nos fuimos en plan dominguero-excursionista total. Llegamos a Laredo a media mañana, que somos poco de madrugar, y sobre las doce y media salía el barco. Una ventaja es que como paran en Santoña, si quieres puedes bajarte allí y embarcar en alguno de los siguientes viajes, cosa que nos vino muy bien porque Santoña estaba en fiestas, había una animación tremenda por las calles y aprovechamos para comer y dar una vuelta hasta media tarde.
Tickets para el barco
Este es el estado actual del puerto nuevo de Laredo. Por suerte cada vez va habiendo más barcos atracados y ya no parece un puerto fantasma como en 2012, recién acabado.
Puerto nuevo de Laredo
El barco sale de Santoña a las once y media y lo ves llegar porque pasa delante de la playa de la Salvé, esa península de arena en la que durante los años sesenta y setenta construyeron todo lo que pudieron y más.
El barco de las excursiones frente a la playa
Embarcamos, zarpamos y salimos de puerto, pasando por delante del espigón norte y sus tropecientos cubos. Mira que es grande este espigón pero el mar es el mar, y en 2014 las olas no tenían ninguna dificultad en pasar por encima del muro. En Youtube podéis ver unos cuántos videos del tema, a cada cual más espectacular.
Saliendo de puerto
Durante la travesía nos fueron explicando un montón de conceptos náuticos, hablándonos de puntos cardinales, rumbos, millas marinas, pescados que podíamos encontrar, nos ilustraron sobre los montes de los alrededores, un montón de cosas que nunca vienen mal. Poquito a poquito nos íbamos acercando a aquello que más ganas tenía de ver: el faro del Caballo desde el mar y sin tener que subir de nuevo los setecientos escalones.
Camino del faro del caballo
Ahí lo tenéis, sobre la piedra escondido en un rincón precioso de la costa. Pero qué ganas tenía de sacar esta foto, y eso que la luz de las doce y pico de la mañana no es la más recomendable, un par de horitas antes con el sol más bajo hubiera estado bastante mejor.
Frente al faro del caballo
Como era de esperar había gente en el faro, tanto en la linterna como en la parte de abajo, gente subiendo y bajando por las escaleras y otros pocos bañándose en lo que debió ser el embarcadero del faro.
El faro del caballo
Las vistas de antes junto con el verde del mar, el aire puro de la brisa marina y la sensación del sol en la cara ya compensan de sobra los diez euros del viaje, pero el recorrido sigue pegados a la costa viendo la Punta del Fraile (la esquina derecha del acantilado) y navegábamos ahora camino de Santoña para ver todas las fortificaciones de la costa. Eso lo dejamos para otro día que también tiene su miga y su buena docena de fotos..
La peña del fraile

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR