Utopía en el parque

Ya puestos, el día que retraté la rotonda de Chanquete aproveché para irme unos metros más allá en dirección a Revilla (qué buenos chorizos, por cierto) de Camargo para echarle una ojeada a un parque donde un día de refilón mientras conducía pude ver un par de cosillas que podían tener su interés. Y es cierto, lo tienen. Lo primero es una obra de arte solitaria entre la hierba.
Obra de arte en el parque
Fijaros qué laboriosidad, qué trabajado, qué estética, qué curvas, qué todo. Si es que no tiene nada que envidiar al David de Miguel Angel.
Obra y cartel
Unas letras en la parte superior del paralelepípedo de granito bautizan la obra. Utopía, se llama.
El nombre en la parte superior
Y un cartelito en el suelo nos lo repite, junto con el autor y el ¬ępaganini¬Ľ del asunto. Doce a√Īos y pico lleva esto aqu√≠. Una de las ventajas de hacerla en piedra es que no hay quien se la lleve, si la llegan a hacer en cobre como pas√≥ con la Bailarina de Oviedo no hubiese durado instalada ni dos telediarios.
Placa de la escultura
Por supuesto nunca falta el ser mononeuronal que cree saber c√≥mo mejorarla haciendo una pintada en uno de los laterales. L√°stima no lo pillasen y se la hicieran limpiar con la lengua, como se dec√≠a cuando yo era peque√Īo.
Pintada en el lateral
Cerquita tenemos otro elemento que no sabría distinguir si es otro componente escultórico o un bebedero de vacas reconvertido en estanque minimalista. No hay placa, no hay cartel, supondremos entonces que es lo segundo en previsión de que alguien saque de paseo la vaca tudanca por el parque.
Lavadero o bebedero de caballos

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies