A por el Tres Mares (III)

Seguimos con la subida al Pico Tres Mares en Alto Campoo. Primero vimos la carretera de llegada y el aparcamiento, luego el refugio y la cruz que hay al lado. Hoy vamos con el principio de la subida, muy facilita y por un camino de tierra de cuatro metros de ancho al principio desde el que volviendo la vista atrás se puede ver tanto el aparcamiento al pie de la montaña como una telesilla en primer plano.
Telesilla en la subida
Tengo que reconocer que las instalaciones las vi como muy hechas polvo, con trozos rotos, maderas caídas, sensación de medio ruina. Esta es la caseta donde se pone el que controla el funcionamiento del telesilla. Está entera pero viendo dentro da la sensación que no le han hecho una reforma desde que la pusieron ahí.
Cabina del telesilla
Por no decir nada de la barandilla…
Barandilla casera
A lo que vamos, media vuelta y seguimos camino de la cima, observando que todo aquello parece haber originado por estratos plegados y erosionados. Hay piedras raras, muy raras, todas llenas de rayas.
Rocas en diagonal
Bajo el pedrusco anterior creo que estaba esta placa, dedicada a un padrenuestro que rezaron en lo alto del Tres Mares en 1949.
Placa en la pared
Tras una subida de quince minutos con paradas por el medio para verlo todo llegamos aquí, al pie de la subida final. La parienta echando pestes (como es costumbre), poniéndome verde (como es costumbre) y diciendo que si estaba loco (como es costumbre), que ella allí arriba no podía subir (como es costumbre).
Subida al Pico Tres Mares
Fue bonito ver bajar estos niños. Quedó la parienta con la boca abierta y sin ganas de decir nada más, porque si los niños subieron ya me dirás si será fácil o no. Mujer de poca fe, que baja desde Fuente De a Espinama (casi) sin rechistar pero ve esta subida y se asusta…
Niños en el Pico Tres Mares
Ultima ojeadita antes de empezar la cuesta arriba de verdad. A la derecha se ve Peña Labra, esa montaña a la derecha de todo que veréis en la siguiente entrada que forma más curiosa tiene su parte superior.
Peña Labra
A la izquierda todo el valle de la estación de esquí junto con el embalse del Ebro, más claro al irse desvaneciendo la neblina mañanera que había cuando llegamos.
Embalse del Ebro a lo lejos
A media subida esto es lo que se ve. Una tropa de gente subida a una cabaña de piedra y un montón de antenas a la izquierda.
Tramo final de la subida
La cabaña de piedra no sé si se seguirá utilizando, pero parece en buen estado. Será porque está cerrada a cal y canto, si estuviera abierta seguro que estaría como el refugio de abajo.
Cabaña en la montaña
No se puede decir lo mismo de las antenas. Estas dudo que emitan nada en este estado.
Antenas rotas
Siguiente capítulo: llegada a la cima. Pero eso será dentro de unos días…

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR