Aguilar de Campoo

No es la primera vez que sale este pueblo por aquí, ya mostré la subida al castillo en lo alto, la enorme presa que hay cerquita o las huellas del fresco que hace en invierno. Faltaba dar unas vueltas por sus calles así que allá vamos.
En Aguilar de Campoo
Esta debe ser de las vistas que más me gustan, con el río, el campanario de la iglesia y el Puente del Portazgo abajo a la izquierda.
Puente del Portazgo
Primer plano del puente: sencillito, corto, cuatro arcos y para de contar. ¿Porqué se llama del Portazgo? Para quien no lo sepa, el portazgo era un impuesto medieval equivalente a un peaje por paso y, aunque deberían cobrarlo en este puente, según dice el cartel cuando lo acabaron de construir hacía ya tiempo que no se cobraba ese impuesto.
Cartel en el Puente del Portazgo
Un poco más adelante, el río se ve frenado por una presa con sus tres compuertas. Hay que ver qué feas son por este lado.
Presa en el río
En cambio donde saqué yo la foto había otra compuerta mucho más bonita, con sus pececitos pintados. No serán gran cosa pero mira, hasta consiguen que la compuerta te caiga simpática.
Decoración en la presa
A un lado del río, una solución habitacional para patos. Bien que les vendrá en invierno, que el clima por aquí debe ser similar a Reinosa, con frío y nieve para dar, tomar y regalar.
Casitas para los patos
Lo nuestro fue una visita dominguera, y los domingos toca mercadillo dominical. Por suerte estaban recogiendo (gracias dios, gracias, gracias, gracias…) o no había quien me quitase la ración de ver puestecitos acompañando a la doña, que le pirran estas cosas.
Mercadillo dominical
Recorrido caminando tranquilamente por las calles del pueblo, viendo calles, callejones, puentecillos y aquí una fuente con castillo al fondo en lo alto.
Fuente y castillo en lo alto
La ciudad en sí debió estar totalmente amurallada hace un montón de años, aún quedan lugares donde se puede ver el muro y las puertas con torre defensiva ideal para dejarte los retrovisores exteriores del coche.
Torreón con puerta
Poquito más, mucho ambientillo de tapas, de vermuts, de gente de cháchara en las calles a pesar del fresquito que hacía y como no, detallitos que siempre fotografío porque me encantan. Si la gente que sabe pintar o dibujar reutilizara así todos estos elementos urbanos como los cuadros eléctricos (en Gijón ya lo han hecho) seguro que callejear por los pueblos se haría más bonito.
Obra urbana

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR