Andar sobre las aguas

Este fin de semana pasado tuvimos mareas vivas con un coeficiente enorme, probablemente el mayor de todo el a√Īo. Ten√≠a apuntadas un par de cosillas para hacer en un caso como ese y una de ellas era intentar llegar a la Isla del Castro, el islote que se ve frente a la playa de Covachos.
Islote desde Covachos
En esta foto cielo y mar impresionan, pero con una marea muy baja sucede lo mismo que con la playa de Amió: reaparece una lengua de arena por la que se puede caminar sin problema y llegar a la isla, que vista desde lejos tiene una estructura la mar de interesante a base de placas de piedra en diagonal e incluso un par de cuevas entrando en la roca.
Detalle del islote
S√≥lo hay que tener cuidado con una cosa: andar ligerito para volver antes de que suba la marea otra vez. Suerte que al final no fui, porque conoci√©ndome a lo mejor acab√°bais leyendo en el Diario Monta√Ī√©s algo de un tontolhaba que hab√≠a tenido que ser rescatado por el helic√≥ptero del 112 al haberse quedado aislado por la marea en la Isla del Castro…

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies