Lluvia y m√°s lluvia

Por suerte ha vuelto el anticiclón y con él los cielos despejados, el sol luciendo y las temperaturas agradables. Menos mal porque menuda racha llevábamos de lluvia por todos lados y nieve en el interior. Donde antes había torrenteras secas, ahora veías bajar chorros de agua de color chocolate por la cantidad de tierra que arrastraba con ella.
Torrente de chocolate
El nivel de los ríos subió un montón. En Liérganes más de un metro de altura con bastante fuerza, cuando en otras épocas no hay más de una cuarta de aguas mansas como atestiguan fotos mostradas aquí anteriormente.
El río en Liérganes
Un poco antes del pueblo hay una zona que en verano tiene una pinta magn√≠fica para ba√Īarse. A ver quien es el guapito que se atreve a meterse ahora, en cinco minutos estar√≠a desembocando por el Cant√°brico directo a Plymouth sin necesidad de ferry.
Río con mucho caudal
Acostumbrado a un palmo de agua y a una corriente tranquila, ver pasar el agua a mares, haciendo borbotones bajo el puente y con un ruido tremendo hizo que me olvidara de sacar un vídeo para recordar el momento. Qué se le va a hacer, otra vez será.
Mucho caudal bajo el puente

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies