Mar de nubes

D√≠as atr√°s, todo el pa√≠s con una ola de calor de esas que sudas s√≥lo con pensar. Aqu√≠ al tercer d√≠a de calor apareci√≥ todo cubierto por una espesa bruma procedente del mar. Se supone a las doce o una de la tarde la fuerza del sol la ir√≠a disolviendo, abrir√≠a y quedar√≠a d√≠a de playa, pero deb√≠a ser el d√≠a del a√Īo en que mi cerebro tiene una idea interesante y pens√© que si era bruma marina,que viene siendo relativamente baja, subiendo a Pe√Īa Cabarga quedar√≠a por encima de la niebla y podr√≠a contemplar el famoso ¬ęmar de nubes¬Ľ c√°ntabro, ese que tanto se da en los Picos de Europa pero a unos kil√≥metros de mi casa. Dicho y hecho, salgo pitando y a media subida de pronto… ¬°plop! Desaparece la niebla y aparecen un mont√≥n de montes y monta√Īas surgiendo entre las nubes. Este es un conocido monte de Solares, sobresal√≠a menos de la mitad.

A lo lejos, la zona de Soba empezando a asomar. Parecen unos montecitos mínimos y mira que una vez allí son grandotes.

Sin embargo lo más llamativo era ésto. Ahí debajo estaba todo Santander, cubierto por un completo mar de niebla llegado del mar. Es que no se veía nada, ni una casa, ni un edificio, ni el puerto, ni el aeropuerto, nada de nada. Bonito experimento, tengo que repetirlo más veces.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies