Museo de La Cavada (II)

Vamos a liquidar hoy el relato de la visita al Museo de Artillería de La Cavada que comenzó aquí. En la primera entrada hice un recorrido genérico por las dos salas que tiene y hoy me voy a parar más en detallitos varios, tipo qué bonito cuadro del tipo este de los leggins blancos y hasta se creerá que va elegante el pimpollo de la barriguita cervecera.
Fernando Casado de Torres y Wolfango
¬°¬°¬°Ay dios lo que ha dicho!!! ¬°¬°¬°Herej√≠a!!! Eso es lo que se les debe estar pasando por la cabeza a los fans del retratado, Don Fernando Casado de Torres y Wolfango, Jefe de escuadra de la Real Armada Espa√Īola y Comandante General del Cuerpo de Ingenieros de la Real Armada que lleg√≥ a ser tambi√©n Director de la f√°brica de La Cavada. ¬°Por pagano infiel que lo aten a una de estas y prendan la mecha del ca√Ī√≥n! Aunque realmente no sea bala de ca√Ī√≥n sino bala hueca de mortero, el efecto creo que ser√≠a el mismo.
Bala de mortero
En una de las salas hay una representaci√≥n de c√≥mo eran los emplazamientos donde iban los ca√Īones en los barcos. Muy claustrof√≥bico me parecieron. Techo bajo, un ca√Ī√≥n, y otro, y otro, no me quiero ni imaginar lo irrespirable que deb√≠a ser el ambiente mientras disparaban todos a la vez. Eso sin contar la peste a sobaquina de los artilleros sudando como locos para cargar y disparar continuamente.
Canón embarcado
Y las vistas, una soberana porquer√≠a. Con estos ventanucos casi totalmente ocupados por la boca del ca√Ī√≥n es que ni pod√≠a uno entretenerse viendo al horizonte.
Ca√Ī√≥n y portilla
No sabía yo que por aquellos entonces ya existían las balas explosivas, aunque no del aspecto de las actuales con el explosivo como relleno y una espoleta para hacerlo detonar. En estas épocas era todo un poco más primitivo y low-tech. Las balas se mandaban volando con un petardo gigante pegado (el cilindro de color marrón) y una mecha ardiendo para que explotara al llegar a su destino.
Balas normales y explosivas
En otra parte de la exposici√≥n se pod√≠a ver una enterita y la explicaci√≥n correspondiente a su funcionamiento. Media bala de ca√Ī√≥n y un par de ¬ęregalitos¬Ľ adosados con una mecha, pero qu√© jod√≠a e ingeniosa era esta gente a la hora de ¬ędarse candela¬Ľ los unos a los otros.
Balas explosivas I
Tambi√©n hab√≠a explicaciones sobre c√≥mo consegu√≠an fundir el hierro, hacerlo m√°s resistente para poder crear las piezas de artiller√≠a y algo que me sorprendi√≥ un mont√≥n. Pensaba que hac√≠an moldes y de ah√≠ ya sal√≠a el ca√Ī√≥n con su forma completa. Pues no. Primero hac√≠an un ca√Ī√≥n macizo y luego el agujero con una m√°quina c√≥mo esta que se ve en la maqueta. Ese mu√Īeco sentado encima corresponder√≠a con el tama√Īo de un hombre, para que os hag√°is a la idea de las dimensiones reales del montaje.
Taladro para hacer el √°nima del ca√Ī√≥n
El funcionamiento era simple. Se coge un ca√Ī√≥n, se le pone una rueda dentada alrededor, se conecta a otra rueda dentada movida por el agua de un r√≠o y hala, a dar vueltas mientras con mucha paciencia una broca hace el agujero.
Haciendo el √°nima del ca√Ī√≥n
Una broca… pero qu√© broca. Nada de una de seis mil√≠metros, como las de poner tacos para cuadros en la pared. Una se√Īora broca de acero inoxidable aproximadamente una cuarta de ancho y pinta de pesar un quintal. Esa pieza de la punta es la que vuelta tras vuelta iba desgastando el metal para hacer el √°nima del ca√Ī√≥n.
Broca
Lo dicho, un museo entretenido e interesante para ir a echarle una ojeada, aprender algo sobre la historia del pueblo, sobre la fabricaci√≥n de ca√Īones y poco m√°s. Lo ideal para una ma√Īana de s√°bado sin plan: primero sub√≠s al puerto de Alisas que est√° cerquita y tiene unas vistas preciosas, luego visit√°is el museo y al acabar, a Li√©rganes a tomarse una ca√Īa y dar una vuelta por el pueblo. El que no se entretiene es porque no quiere.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies