Persiguiendo buitres

Por segunda vez consecutiva, recorriendo el parque natural del Saja-Besaya he vuelto a ver unos cu√°ntos buitres, no recordaba haber visto tantos reunidos desde la √©poca en que sal√≠a los fines de semana hasta las tantas. Yo ejerc√≠a m√°s bien de lechuza, tranquilo y vi√©ndolo todo con los ojos bien abiertos, l√°stima no haberme llevado la c√°mara porque menuda serie de fotos tendr√≠a. Aunque bueno, muchas m√°s fotos y probablemente alg√ļn diente menos… volvamos a lo que nos interesa, los buitres. Paso el puerto de Palombera, llego a la Venta Tajahierro y a la derecha los veo revolotear, a nada, doscientos metros escasos de la carretera. Aqu√≠ uno pasando tranquilamente por encima de una loma.

Y en dirección a esa loma precisamente me fui andando con cuidadito, intentando esconderme tras las piedras para que no me vieran y poder sacarlos lo más cerca posible sin molestar. En un momento que tres volaban juntos los pillé bien pillados con dos casi de frente, algo que siempre será más agradecido que sacar tres culos de pollo volador.

Pero pas√≥ lo que pas√≥, es verme y les falta tiempo para escapar (y eso que me hab√≠a duchado). No s√©, quiz√° son muy t√≠midos, quiz√° deben alguna letra de la hipoteca y temen que yo sea del banco, el caso es que se piraron tras la loma y no reaparecieron. Es complicado fotografiar buitres. Con los caballitos tengo f√°cil lo de trabar amistad porque voy con la bolsa de zanahorias y a los cinco minutos ya me ven como un amigote de toda la vida. Pero claro, con los buitres tendr√≠a que llevarme un saco de solomillos y no est√°n los tiempos para tama√Īo dispendio.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies