Ven gatito ven

Yo a los bichos no suelo tener problema en echarles mano y hacerles unas cucamonas, jugar con ellos, acercarme a darle unas zanahorias o incluso una vez que se escap√≥ de su cercado el caballo que sale en la entrada del enlace, acercarme, pillarlo por el ronzal y volverlo a meter dentro, con la parienta en casa horrorizada al verme llevando un bicho tan grande. Tranquila cari√Īo, qu√© s√© lo que me hago (mira t√ļ qu√© palabras m√°s bonitas para un epitafio). La normativa indica que no te acerques nunca a una cabra por delante, a un caballo por detr√°s o a un idiota por ning√ļn lado as√≠ que yendo de frente no deber√≠a haber problema. Con los que s√≠ lo habr√≠a por delante, por detr√°s o por los lados es con estos dos a los que no me acercar√≠a ni aunque me pagasen.
Tigre de Cab√°rceno I
V√©ase qu√© pi√Īos y qu√© genio gasta la tierna tigresa. Pero no s√≥lo conmigo, sino tambi√©n entre ellas. Y digo ellas porque eran cuatro las que hab√≠a cuando fui a Cab√°rceno pero s√≥lo quedan dos. Una pelea entre las cuatro se sald√≥ con dos tigresas muertas y una herida. Como para acercarse a darle unos mimos en el lomo.
Tigre de Cab√°rceno II
A otro que tampoco me acercar√≠a es a √©ste. Muy bonito el gato, muy limpito, pero cuando lo ves con todo el pelo erizado y el rabo como un plumero, compadre, yo me mantendr√≠a a distancia de sus garras porque un gato se mueve a una velocidad que casi ni lo ves y cada ara√Īazo que te haga tarda un mundo en curar. Es m√°s, hay una enfermedad espec√≠fica causada por el ara√Īazo de un gato y no tengo la menor gana de experimentar con ella en primera persona.
Gato cabreado

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies