En un poblado c√°ntabro (II)

Vamos con la segunda entrada sobre el Poblado C√°ntabro de Arg√ľeso que visit√© hace unos d√≠as. En la primera mostraba la aproximaci√≥n y unas vistas generales. Esta entrada ir√° m√°s sobre los detalles aunque empezamos con otra vista general desde lo alto del poblado. Cuando est√°bamos aqu√≠ arriba nos explicaron el porqu√© de que est√© unos kil√≥metros alejado de Arg√ľeso: para dar la misma sensaci√≥n que tendr√≠an sus primitivos habitantes. No hay casas a la vista, ni cables, ni torres el√©ctricas… nada, vistas despejadas y silencio como hace dos mil a√Īos. Milagro, una foto de paisaje sin los tres pu√Īeteros cables de rigor, es que no me lo puedo creer…
Vistas desde lo alto del poblado
Durante la visita vas entrando en cada caba√Īa y una vez dentro te explican de todo. Desde c√≥mo se constru√≠an, qu√© materiales empleaban y porqu√© la distribuci√≥n interior era as√≠. Aqu√≠ ten√©is a Alicia en plena explicaci√≥n. Es incre√≠ble, una hora de visita y de tan entretenido que me lo pas√© parec√≠a que solo hubieran sido diez minutos.
Explicando qué es cada cosa
Ejemplo de unos cu√°ntos trastos variados que hay en cada caba√Īa. Todo est√° pensado para ver, tocar, probar, sentirlos, es un gustazo si lo comparamos con otros museos de los de ¬ęm√≠rame y no me toques¬Ľ.
Interior de una caba√Īa I
Cerámica, metal, telas, vestidos, adornos, hachas, espadas, todo bien explicadito, puedes preguntar lo que quieras, tocarlo, probarlo, unas ideas muy gamberras me venían a la cabeza en la contemplación de hachas tan hermosotas pero vamos a abstenernos de darle rienda suelta a la imaginación que enseguida te cuelgan el sambenito a poco que descabeces un par de visitantes.
Interior de una caba√Īa II
Curiosidades de la vida: las caba√Īas tienen la puerta hacia el sur, que es por donde entra m√°s luz y los dormitorios hacia el este, que es la segunda direcci√≥n m√°s c√°lida. Como no hab√≠a Ikea en aquellos a√Īos, la cama tocaba hac√©rsela rellenando con paja una esquina y poniendo una piel encima. Aqu√≠ se a√Īadieron unos asientos para poder escuchar las explicaciones c√≥modamente sentaditos.
Interior de una caba√Īa III
Tejados hab√≠a de dos tipos. Primero se hace la estructura circular con ramas de avellano y a continuaci√≥n se cubre todo con centeno, que bien puesto y mantenido puede llegar a durar ni m√°s ni menos que cincuenta a√Īos, o con brezo (ese material con el que se hac√≠an escobas) que puede llegar a durar cinco a√Īos. La diferencia es notable. Evidentemente surge la pregunta: ¬Ņporqu√© usar brezo pudiendo usar centeno? Muy simple, si donde est√° el poblado no hay centeno, ya me dir√°s c√≥mo van a hacer techos con ese material… ah, co√Īo, no hab√≠a ca√≠do…
Interior de una caba√Īa IV
No s√≥lo fuera hab√≠a calaveras de animales. Colgada de la pared se pod√≠a ver √©sta, que debe ser de un corzo a juzgar por el tama√Īo y por la forma de la cornamenta.
Calavera de animal I
O este otro, que no necesita mucha explicación. Con esos cuernos retorcidos todo el mundo imagina a la primera que se trata de un carnero.
Calavera de animal II
El poblado no est√° acabado y siempre necesita arreglitos. Cada cierto tiempo toca volver a recubrir las paredes as√≠ que agua y tierra para hacer adobe, manitas para untarlo en la pared. Otra curiosidad m√°s que aprend√≠ es que los tejados los arreglan o renuevan en d√≠as cuanto m√°s secos, mejor, para que la humedad no los pudra. En cambio las paredes se recubren en d√≠as h√ļmedos para que seque lo m√°s lento posible y no se agriete el adobe. ¬ŅQui√©n se lo hubiera imaginado?
Adobe para las paredes
Tambi√©n ten√≠an la reproducci√≥n de una estela c√°ntabra del tama√Īo de una persona. Ejemplo de lo bien que vienen unas explicaciones: para mi lo de dentro son unos mu√Īequitos esculpidos ah√≠. Cuando te explican el significado, la parte inferior pasa a ser la representaci√≥n de un guerrero muerto en la batalla al que no entierran sino que dejan que se lo coman los buitres (animales sagrados) para favorecer la entrada en el para√≠so (la imagen superior), donde llega triunfante a caballo y es recibido por dos dioses cubiertos por pieles de lobo. La leche… cuanto simbolismo en cuatro monigotes…
Estela c√°ntabra
Lo dicho… que si os pilla cerca vay√°is a visitarlo, merece la pena, es un proyecto de lo m√°s interesante, lo mantienen a cuenta de las visitas y es una dosis de cultura en estado puro. El mismo d√≠a pod√©is visitar el Castillo de Arg√ľeso a tres kil√≥metros del Poblado, comer en el Albergue el Montero de Soto y a la vuelta comprar unas Reinosas en Casa Vejo. Os sale la jornada redonda y cunde el d√≠a que da gusto.

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies