Museo de la Marina en Limpias (II)

Retomamos las andanzas por el paseo fluvial de Limpias que hab√≠amos dejado en el Museo Mar√≠timo de la Armada. En la entrada anterior ya describ√≠a mi sorpresa al encontrarme una explanada con el palo mayor de un destructor, una mina mar√≠tima, un ca√Ī√≥n y una h√©lice gigante, pero eso no era nada comparado con lo dem√°s. En lo alto de un mont√≠culo reposa un ca√Ī√≥n antia√©reo como si hubiera miedo a un ataque japon√©s tipo Pearl Harbor. Este parece ser el hermano mayor del que tienen junto al ayuntamiento.
Ca√Ī√≥n antiaereo
De respetable tama√Īito y llamativa situaci√≥n, el estado de conservaci√≥n no es todo lo correcto que debiera ser, el √≥xido empieza a aflorar por esquinas varias y se nota la falta de m√°s de una pieza. Pero bueno, para adornar llega y sobra.
Interior del ca√Ī√≥n
Acongojante, de esos que te ponen los congojes en la garganta, es el siguiente invento. Un sistema de tiro Meroka como los que lleva el recientemente retirado portaaeronaves Príncipe de Asturias.
Sistema de tiro Meroka
Doce tubos listos para largar 1440 tiros de 20mm por minuto y pensado principalmente como sistema antimisil. ¬ŅQu√© viene un cohete hacia aqu√≠? Para qu√© vamos a discutir, si nos lo podemos cargar a ca√Īonazos…
Doce tubos del Meroka
Como el anterior ejemplo, el interior del ca√Ī√≥n tambi√©n est√° un poco entre descuidado y dejado de la mano de dios. Suerte que no hay cobre o no quedar√≠a ni el m√°s m√≠nimo recuerdo, visto lo buscado que anda ese metal por los recicladores amigos de lo ajeno. Aqu√≠ dentro se supone que no iba nadie dado que el disparo del Meroka era controlado autom√°ticamente por radar.
Interior del Meroka
Unos pasitos más allá aparece un submarino para enanitos de jardín. Supongo que será para llevar remolcado dado que carecía tanto de hélice como de timón.
Mini submarino
Como suele ser costumbre lo fotograf√≠o todo porque luego a la b√ļsqueda de m√°s informaci√≥n nunca sabes gracias a qu√© dato vas a poder encontrar algo referente al invento √©ste.
Inscripción del mini-submarino
Y la releche, un torpedo de verdad con los colores de la bandera espa√Īola en el cabez√≥n, el torpedo m√°s kitsch de la historia de la Armada. Yo pens√© que uno de estos medir√≠a unos dos o tres metros pero impresiona en vivo porque seguramente pase de los cinco metros de largo.
Torpedo
Adem√°s lo tienen metido en un gallinero met√°lico, se nota que nos ven las intenciones y si el pobre corzo de San Glorio tiene el lomo pulido de tanto subirse encima la gente para sacarse fotos, me parece que el torpedo ir√≠a por el mismo camino. Colas habr√≠a para sacarse la foto sentados sobre √©l y meneando un sombrero en plan ¬ęTel√©fono rojo, volamos hacia Mosc√ļ¬ę.

Delante del torpedo reposa otra hélice además de la de la primera entrada. Esta tiene cuatro palas en vez de cinco, es un poco menor y puesta en una chalana causaría el mismo efecto hundetorio, si con tal vocablo podemos describir la acción y efecto de mandar la chalupa al fondo del mar inmediatamente.
Tórpedo y hélice
Lo m√°s curioso de la h√©lice es una inscripci√≥n en el metal. No s√© donde la encargar√≠an, pero a un astillero espa√Īol creo que no, viendo las letras al rev√©s y esos signos tan similares a los empleados en el alfabeto ruso.
Inscripción de la hélice
Insisto, debe andar tirado el kilo de acero para hélices porque si valiera algo ni por un momento dudo que habrían pasado ya por aquí los de la fregoneta a llevársela con nocturnidad y alevosía.

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies