Tour marítimo cantábrico (II)

Seguimos embarcados en el tour marítimo cantábrico que comenzábamos en Laredo poniendo rumbo hacia el Faro del Caballo y pudiendo contemplar a mano derecha (también conocido como estribor) la famosa Punta Sonabia o “Ballena de Oriñón“.
Ballena de Oriñón en el horizonte
Junto al Faro del Caballo hay unas calas que te mueres, pequeñas, recogidas del viento, con un agua verdosa impresionante. ¿Problema? Llegar hasta allí.
Cala en el Monte Buciero
Este ya tenía ese problema resuelto, con una barquita así cualquiera. Fijaros qué agua, qué sitio más apetecible.
Barca y cala
Según íbamos costeando el Monte Buciero aparecían las fortalezas que construyeron en sus laderas. Primero el Fuerte de San Carlos, al que ya le hice visita.
Fuerte San Carlos
Luego la urbanización esta tan horrorosa que hicieron aprovechando el hueco de una cantera. El capitán del barco nos dijo que en Santoña les llaman “los nichos” por el aspecto que tienen.
Los nichos de Santoña
Junto a “los nichos” están las escaleras que llevan al Fuerte San Carlos y la Virgen del Puerto. En el enlace de la urbanización horrorosa hay foto de la estatua en grande.
Virgen del Puerto en Santoña
El Fuerte de San Martín, otro por el que también pasé pero sin entrar porque estaba cerrado. Hoy en día creo que se puede visitar así que ya tengo un buen motivo para otra visita más.
Fuerte San Martín
Ejem… el monumento a Carrero Blanco, ese monumento que está puesto pero sin inaugurar, el pleno de Santoña pidió en 2013 al entonces Príncipe de Asturias que se pasara por la ciudad a inaugurarlo pero como que hicieron oídos sordos al tema, etc. Monumento con el que pasa lo de siempre, unos que no lo quieren, otros que dicen que no tiene connotaciones políticas, en fin…
Monumento a Carrero Blanco
En el muelle de Santoña para el barquito. Como estaban en fiestas y había bastante animación desembarcamos para dar una vuelta, comer y ya nos volveremos a Laredo por la tarde. Aluciné viendo cómo paran prácticamente en la mismísima orilla, no sé qué calado tendrá el barco pero muy poquito a juzgar por la imagen.
Desembarcando en Santoña
Por último una vista de la entrada de la ría de Santoña, con esa bocana de entrada tan estrecha. Teniendo los fuertes de Santoña por un lado y en Laredo el fuerte del Rastrillar en lo alto del monte de La Atalaya a ver quien era el guapito que se atrevía a pasar por ahí con intenciones invasoras, le iban a dar cañonazos hasta en el carnet de identidad.
Embarcadero y entrada a la ría

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR