Ni el Caribe ni Miami

¬°Anda! ¬ŅD√≥nde queda esa playa tan maja, con esa arena dorada, ese cielo azul, esas aguas color turquesa? ¬ŅEs el Caribe? ¬ŅEs Miami? ¬ŅMenorca? ¬ŅBenidorm?

Pues ni lo uno, ni lo otro, ni lo de m√°s all√°, es una cala peque√Īita entre el Club de Golf Matale√Īas y el Cabo Mayor que vimos mientras recorr√≠amos la senda peatonal desde el Hotel Chiqui al Cabo. Sumado al d√≠a casi veraniego, y eso que eran finales de octubre, esa luz, ese agua, as√≠ salen estos resultados.

Olor a vaca

Una de las cosas que hab√≠a olvidado en Galicia era el olor a vacas. Cuando era peque√Īito, a base de ir a la aldea de mis abuelos ten√≠a contacto frecuente con granjas, vacas, pur√≠n, etc, y sus maravillosos olorcillos derivados. De un tiempo ac√° las explotaciones ganaderas y lecheras las est√°n pasando canutas por lo poco que les pagan la carne y la leche, muchas de ellas han tenido que cerrar (incluida la de mis parientes) y a pesar de hacer muchos kil√≥metros por Galicia adelante era un olor que pr√°cticamente hab√≠a olvidado. Llegado aqu√≠ todo eso ha vuelto de golpe por la cantidad de granjas que hay, o he ca√≠do en zona de vacas, o se ven muchas m√°s que all√°. Las ves pastando por un mont√≥n de sitios y en cualquier momento te llega ese tufillo a granja cerca.

Otra cosa sorprendente es que, seg√ļn me comentaron, hay quien tiene extensiones de prado y las dedica s√≥lo a producir hierba, que luego cortan, empaquetan tal que as√≠:

Y las usan para su granja o se las venden a otras. Por cierto, estas pacas de hierba serán muy fotogénicas pero no veáis qué olor mandan también. La empaquetan recién cortada y debe ser que fermenta o algo por el estilo al secarse porque menuda peste se nota en cuanto te acercas.

Fracaso como preludio de éxito

El t√≠tulo es por darme √°nimos, tambi√©n podr√≠a ser ¬ęa jorobarse por no asegurar¬Ľ. Teniendo el aeropuerto de Santander bastante cerca de casa, lo primero que se hace en estos casos es consultar el Google Maps para buscar una posici√≥n adecuada desde donde retratar avioncitos bien favorecidos. Y la encontr√©, hay un sitio mas que perfecto para fotografiarlos justo en el momento del aterrizaje. All√° me fui listo, presto y dispuesto con mi c√°mara, esper√© un rato y no tard√≥ en aparecer uno aproxim√°ndose para aterrizar. Aqu√≠ lo ten√©is en plena maniobra:

Hay que reconocer que la foto gusta, pero en realidad buscaba otra con el avi√≥n casi tocando tierra. Cuando estaba justo en la posici√≥n deseada, medio apret√© el bot√≥n de la c√°mara para sacar la fotaza de mi vida… en esto que la c√°mara se pone ella sola a enfocar sabe dios d√≥nde menos al avi√≥n (mientras enfoca no deja disparar), que pasa por delante de mis narices, aterriza y se me queda una cara de tonto que no veas… compuesto y sin foto. Me est√° bien por avaricioso, por querer sacar √©sta y otra m√°s en vez de asegurar la que m√°s me llenaba el ojo. En fin, motivos para volver al aeropuerto una vez y otra vez hasta que me aburra.

Ah,por si no lo sabéis, esto de sacarle fotos a los aviones también tiene un nombre: spotting.

Suerte que no sé leer

Porque si supiera, y le hiciera caso a los carteles…

…me perder√≠a fotos como √©sta y un recorrido precioso por los alrededores del faro de Cabo Ajo. Y no es que suela ser yo muy irrespetuoso con los cartelitos, pero delante m√≠a iban cuatro personas que parec√≠an ser de la zona y pasaron tan normalmente que me dije si ellos pasan ser√° que se puede pasar.

Ya le dec√≠a yo a la parienta que para estas cosas lo mejor es aprenderse cuatro frases en ruso, en caso de que alg√ļn d√≠a aparezca un guarda se las sueltas todas seguidas mientras pones cara de ¬ęno entiendo ni papa de espa√Īol¬Ľ y si cuela, cuela…

Restos del oto√Īo

De todos es sabido que el oto√Īo es una √©poca que nos chifla a los que cargamos con una c√°mara fotogr√°fica, por su luz, su colorido y esos √°rboles que se enrojecen y amarillean. Pues este a√Īo la llevamos clara, con el tiempo tan raro que hay (la semana pasada paseaba con mis perros por la playa a veinte grados) casi no he visto las t√≠picas se√Īales oto√Īales y la primera foto m√°s o menos representativa de √©sto que os comento la hice el domingo pasado en el Desfiladero de la Hermida camino de Potes.

No es que sea una maravilla pero menos da una piedra…

Abonado a Tusbic

Algo que me hac√≠a mucha ilusi√≥n era el sistema de pr√©stamo de bicicletas que hay en Santander. Provengo de Vigo, donde esto no exist√≠a de momento (aunque s√≠ en Pontevedra ciudad), y las veces que pas√© por aqu√≠ siempre me pareci√≥ algo util√≠simo. Puedes abonarte diariamente (1 euro), semanalmente (5 euros) o un abono de larga duraci√≥n (10 euros por un a√Īo), que es el que m√°s compensa. La primera hora es gratis, por la segunda y siguientes pagas de 0,30 a 0,60 euros dependiendo del tipo de abono que tengas. Yo me ped√≠ el abono de larga duraci√≥n, te inscribes a trav√©s de internet y en unos veinte d√≠as llegaron a casa mi tarjeta y la de la jefa, que tienen este aspecto:

Ahora cuando voy a Santander cojo una bici, me voy de una punta a la otra y la dejo en cualquier otra estación de recogida (creo que hay catorce). Me doy una vuelta andando, vuelvo a coger bici, pedaleo otro rato y vuelvo a dejarla. Al haber carril bici te recorres media ciudad en menos de cinco minutos y ni tiempo te da para empezar a sudar. Cuando empiece a combinar Feve con bicis puede ser la repera.

Aterrizaje

Para ir finalizando la historia del traslado, recuerdo que los kil√≥metros se nos hicieron muy largos, probablemente por haber estado toda la ma√Īana con el tute de la mudanza y porque a medio camino empez√≥ a llover y eso cansa a√ļn m√°s. No fue f√°cil. Para colmo, el veterinario nos hab√≠a dado un calmante para que los perros se relajaran y no lo pasaran mal en el viaje, mi perra tanto se relaj√≥ que no dud√≥ en aliviarse bien aliviada en el coche y desde la salida de Galicia hasta Cantabria me acompa√Ī√≥ un magn√≠fico olor a ¬ęcagaos y meaos¬Ľ que a√ļn cost√≥ sus buenos fregoteos para quitarlo. Llegamos a nuestro destino sobre las once de la noche, bastante cansados. Descargamos lo necesario, cenamos algo y a dormir.

Al d√≠a siguiente nada m√°s levantar, uno de los coches con una rueda pinchada, menos mal que por lo menos tuvo la decencia de no pinchar a medio camino. La casa m√°s o menos bien, salvo la caldera del gas ciudad. Estaban sin avisar los del servicio t√©cnico encargados de ponerla en marcha y sin caldera no hay agua caliente. Buen comienzo, si se√Īor, con lo que me gustan las duchas fr√≠as…

El resto, lo que hace todo el mundo cuando se traslada. Llamadas y m√°s llamadas para cambiar la direcci√≥n en Hacienda, en la seguridad social, en los bancos, con los m√≥viles, ir a empadronarse, etc. Empezar desde cero, en Galicia sab√≠amos donde estaba el supermercado, el m√©dico, el taller y todo eso. Aqu√≠ no. No ten√≠amos idea de nada as√≠ que tod√≥ investigar, preguntar, buscar… descubrirlo todo de nuevo, hacer kil√≥metros, ver nuevos paisajes en los que algunas cosas os aseguro que me recordaban vagamente a Galicia, no s√© porqu√©

Dia de elecciones

Hoy, d√≠a de elecciones, momento hist√≥rico para el pa√≠s y etc, etc, etc, pasamos de todo y optamos por recuperar viejas costumbres como son los domingos itinerantes de aqu√≠ para all√°, completando la primera aproximaci√≥n a mis queridos Picos de Europa, llegando hasta Potes y ya que est√°bamos all√≠, d√°ndonos un homenaje en forma de cocido lebaniego acompa√Īado de un vino de la zona de Li√©bana que nos sorprendi√≥ gratamente por lo bien que entraba. De postre un Can√≥nigo, o lo que es lo mismo, un souffle de merengue y caramelo con natillas para completar un aporte cal√≥rico digno de un hipop√≥tamo fam√©lico.

A ver si adivin√°is d√≥nde… una pista:

En ¬ęEl Cenador del Capit√°n¬ę, lugar por el que ya hab√≠a pasado y me tiene encantado por la amabilidad y atenci√≥n de los camareros, lo impresionante del papeo y lo contenido de los precios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies