Mirador del Fito

Recuerdo que hace un mont√≥n de tiempo, concretamente la primera vez que vine a los Picos de Europa y de esto debe hacer unos veintincinco a√Īos, hab√≠amos parado en un mirador con forma de ovni. Una vez por aqu√≠ me enter√© que era el Mirador del Fito y lo ten√≠a en la lista de destinos pendientes. Hace poco estuvimos de domingueros en Ribadesella y aprovech√© para acercarme hasta all√≠. Se llega f√°cil, tomar la salida de la autov√≠a que pone Colunga e irse en direcci√≥n Arriondas por la AS-260. Once kil√≥metros de curvas y subidas despu√©s ver√©is aparecer √©sto.
Aparcamiento en el Mirador del Fito
Ahí se aparca. Dos minutos andando por el camino que discurre a la derecha del pico y llegamos aquí.
Mirador del Fito I
Este es el famoso Mirador del Fito, lo dicho, con su forma de Ovni y su soporte en diagonal. Creo que lo han restaurado hace poco porque hab√≠a le√≠do unos a√Īos atr√°s que estaba bastante hecho polvo y en esta visita pude comprobar que est√° impecable.
Mirador del Fito II
Una placa en una roca junto a la subida rinde un homenaje a José María Sánchez del Vallado, ingeniero que proyectó y construyó el mirador en 1927. Una vez que nos subamos estaremos a 597 metros de altura sobre el nivel del mar.
Placa en el Mirador del Fito
Otras dos placas, una en homenaje a Eugenio Cueto Rui-Diaz, ingeniero de minas que estudió estos parajes, y otra para Antonio Pérez Pimentel, un enamorado de Asturias autor de la iniciativa para construir el mirador y responsable de la elección de este lugar para su ubicación.
Otras dos placas en el Mirador del Fito
Las vistas desde arriba son simplemente impresionantes… montes, valles, bosques, una preciosidad.
Vistas desde el mirador II
En el borde del mirador hay el t√≠pico indicador que te dice cu√°les son las monta√Īas que est√°s viendo justo delante, y eso que hay unas cu√°ntas.
Vistas desde el mirador I
Seg√ļn el indicador por aqu√≠ deber√≠a estar el Naranjo de Bulnes. Por mucho que mir√© no hubo manera de distinguirlo entre tantas monta√Īas, y eso que tiene una forma tan peculiar que suele ser f√°cil identificarlo.
Vistas desde el mirador III
Por el otro lado ten√≠amos tambi√©n un panorama m√°s que interesante. La bruma del mar empezaba a invadir la costa haciendo el t√≠pico ¬ęmar de nubes¬Ľ que tanto se da por estos andurriales.
Nubes desde el mirador del Fito I
Fijaros qu√© bonito… un cabo de tierra cubierto de nubes que van cubri√©ndolo todo. Nos quedamos un rato largo despu√©s viendo c√≥mo la bruma iba movi√©ndose de un lado para otro, como tapaba y destapaba partes de la costa.
Nubes desde el mirador del Fito II
Muy bonito, sí, pero con lo que no contaba es que luego, al emprender camino de vuelta, la autovía estaba también cubierta de niebla y tocó hacer cincuenta kilómetros bien despacito, que eso de no ver tres en un burro me hace poquita, poquita gracia.

Y sigue pendiente

Y mira que me lo he propuesto, pero ni con esas, sigo sin visitar el Castillo del Rey en San Vicente de la Barquera.
Castillo del Rey
Dije que a ver si para esta primavera y de momento no hay previsión de pasar por allí, habrá que ir reservando un día y marcarlo bien grande con fosforito en el calendario porque esto ya empieza a ser de risa. Aunque con la suerte que tengo a lo mejor llego y me lo encuentro cerrado por reformas, por vacaciones o sabe dios qué, sería algo tan típicamente mío que ni me sorprendería.
Castillo del Rey en San Vicente de la Barquera

Una ma√Īana en Cabo Mayor (III)

Me había quedado contando el asunto de la pasarela que montaron en la senda costera por donde están los restos del Puente del Diablo, que permanece exactamente igual de caído desde 2010. Algo habían dicho que lo iban a restaurar pero de momento nada de nada.
Puente del Diablo roto
Como ya había comentado, las vistas desde la parte superior son una maravilla con la cortadura del Puente en primer término, los acantilados detrás, el Panteón del Inglés en lo alto y el mar azul llenándolo todo.
Costa y Panteón del Inglés
Como curiosidad, una barrera de palitroques ejerce como barrera para evitar que la gente pase más allá. Hasta son fotogénicos los muy jodíos.
Postes en la roca de la senda costera I
Visto lo que pasó con la senda costera y los destrozos que montó en zonas totalmente naturales, han pintado todos los palitroques con peticiones de ayuda en varios lenguajes.
Postes en la roca de la senda costera II
No podía ser de otra forma, yo veo caras hasta en los palotes. Y no digáis nada, que seguro que vosotros también.
Un poste con ojos
A√ļn me quedaba por hacer una visita, recordaba de otro paso por estas mismas piedras la existencia de un mirador as√≠ que a √©l me encamin√©. Con el sol ya en todo lo alto iluminando de m√°s, se puede distinguir malamente ah√≠ arriba a la izquierda.
Refugio-mirador Chuchi Lastra I
Nos acercamos un poquito m√°s y esto es lo que hay, una placa, unos bancos con su mesa correspondiente hechos polvo…
Refugio-mirador Chuchi Lastra II
…y lo mejor de todo, unas vistas preciosas ideales para sentarse y disfrutar un rato de la tranquilidad del paisaje.
Refugio-mirador Chuchi Lastra III
La placa pegada a la roca bautiza este mirador como ¬ęRefugio Jes√ļs Chuchi Lastra¬Ľ, en homenaje a Jes√ļs Lastra que tambi√©n se cay√≥ por este acantilado. Y yo pegando saltos por las piedras y haciendo equilibrios como es habitual. Como me lea la parienta me va a llamar inconsciente cienes de veces y dejarme sin postre, pero mira, uno es as√≠.
Placa del refugio-mirador
Reemprendí camino de vuelta porque quería ver una cosilla más en el Faro, con lo que no contaba es con encontrarme esto en la barandilla de la parte de atrás: un caballo que habían dejado allí estacionado y el pobre había aprovechado para aliviarse un par de veces. Foto va que esto hay que guardarlo para el recuerdo.
Caballo aparcado en Cabo Mayor

La base de submarinos

Hala, venga, vamos otra vez a darnos un salto a Burdeos, esa ciudad que tanto me ha llenado el ojo. Durante la segunda guerra mundial all√≠ hubo una base de submarinos alemanes y a d√≠a de hoy a√ļn se puede ver esa instalaci√≥n (aqu√≠ desde Google Maps).

Es algo curioso porque Burdeos está en el interior, y para llegar desde el mar tenían que recorrer casi cien kilómetros por el río Garona. La base de submarinos quedaba separada del río gracias a dos canales con dos esclusas cada uno. Cuando fuimos una estaba en reparación, con andamios y escaleras en el exterior.
Diques en Burdeos I
Otra de las compuertas no estaba en reparación pero deberían, porque me parece que no cerraba muy herméticamente.
Diques en Burdeos II
Esta probablemente sea la vista más conocida de la base, las puertas por donde entraban los submarinos. Empezaron a construirla en 1941, finalizaron en junio de 1943 y dentro podían meter once submarinos a la vez, en ocho diques normales y tres diques secos. Mide casi doscientos cincuenta metros de ancho.
Vista de la entrada de submarinos I
Estas son las entradas desde más cerca. Fijaros qué cantidad de hormigón iba en el techo, de casi seis metros de grosor en varias capas para evitar los bombardeos.
Vista de la entrada de submarinos II
Aquí se ven mejor las capas del techo, las entradas a los diques y las pedazo puertas metálicas enormes.
Vista de la entrada de submarinos III
Se van notando los efectos del paso del tiempo y la falta de mantenimiento. En algunas partes se ha ido cayendo el hormigón y si lo vemos desde arriba vía Google Maps, el techo está un poco carcomido.
Grietas en el hormigón
A día de hoy, de los 42.000 metros cuadrados de la base hay 12.000 dedicados a exposiciones culturales, espectáculos y otras actividades. El día que fui no había nada de nada, así que estaba cerrado y me tuve que contentar con echarle una ojeada por fuera. Esta es una de las entradas.
Base de submarinos en Burdeos I
Puerta normal y corriente, me imagino que en la guerra sería otra distinta más robusta. Eso sí, fijaros el ancho de las paredes porque impresiona.
Entrada a la base de submarinos
Por suerte la puerta tenía varias aberturas así que puede sacar unas fotos del interior. Tras la ocupación alemana creo fue usada por el ejército francés.
Interior de la base I
Dentro se ve un mont√≥n de trastos viejos tirados de cualquier manera. Si llega a ser aqu√≠ ya habr√≠an hecho hace tiempo un ¬ęcentro de interpretaci√≥n¬Ľ que tanto se llevan √ļltimamente. Se ve que en Francia no les va tanto esa moda y prefieren gastar la pasta en otras cosas.
Interior de la base II
Pues esto es lo que hay, a ver si la próxima visita a Burdeos encuentro la base abierta y puedo echarle una ojeada al interior, cosa que no me desagradaría en absoluto. Seguiremos informando del tema cuando haya novedades.

Olor a sobaos

He aquí Alceda, un pueblo camino del Puerto del Escudo con bastante arquitectura civil interesante pero cuyo hecho distintivo más relevante para mi fue que al parar y abrir la ventanilla, de pronto nos inundó un olor a sobao pasiego que flotaba en el ambiente. Las glándulas salivares a cien por hora, el estómago haciéndole los coros y yo conteniéndome porque llega la operación bikini y esto no puede ser, que uno sabe cuando empieza a comer sobaos y quesadas pero nunca cuando acaba.
Vista de Alceda
Buscando algo de informaci√≥n he visto que los m√°s conocidos son los de ¬ęCasa Luca¬Ľ en Alceda. Me lo apunto para pasar por all√≠ en oto√Īo, cuando empieza a ser necesario coger reservas para los rigores invernales. Ese y ¬ęEl estanco¬Ľ en la Vega del Pas, por donde pas√© de vuelta de esta excursi√≥n pero claro, domingo por la tarde es igual a comercio cerrado…

Otra obra m√°s del Desvelarte

Así como de chiripa fui a dar con otra obra del Desvelarte 2014 que sabía por donde andaba pero como me pillaba a desmano nunca la había visitado. Está en el Centro Cívico de la calle Cisneros y ocupa la parte frontal de la fachada.
Centro Cívico Cisneros I
Se trata de un mural en el que se pueden ver veintiuna figuras humanas. Ha sido hecho por el artista Hyuro.
Obra de Hyuro I
Lo vi, lo mir√©, lo remir√©… y si soy sincero, me deja indiferente.
Obra de Hyuro II
Si, muchas figuras humanas haciendo cada una algo diferente pero ni fu ni fa, ni me dice nada ni me llena el ojo. Como ya he comentado m√°s de una vez, nada que ver el Desvelarte del 2014 con el del 2013. A ver si los a√Īos impares est√°n m√°s inspirados y este 2015 hacen algo m√°s llamativo.
Obra de Hyuro III

La Texas burgalesa (I)

Toca empezar otra serie de entradas, esta vez dedicadas al pueblo de Sargentes de la Lora. Este pueblo y sus alrededores ser√≠an comparables a lo que es Texas para Estados Unidos, aunque la explicaci√≥n del porqu√© se queda para la segunda entrada de la serie, en esta primera tan s√≥lo vamos a hacer una aproximaci√≥n al pueblo que como ver√©is poco tiene que ver. Es √©ste, un pueblo m√°s en medio del p√°ramo burgal√©s. Y en primavera a√ļn vale, porque lo que es el invierno tiene que ser para morirse.
Sargentes de la Lora a lo lejos
Los dos edificios qué más destacan son la iglesia, a continuación y pegadita se puede ver la Casa Parroquial y a la derecha está la escuela.
Iglesia y casona en Sargentes de la Lora
Conforme entramos en el pueblo ya se ve que aquello está medio muerto. No hay negocios y no son pocas las casas que están como ésta, cerrada y con aspecto de abandonado.
Antigua tienda
La casa parroquial, que en la segunda foto parecía más o menos normal, también está en similares condiciones, cerrada y con el tejado en condiciones bastante tristes.
Casa parroquial en ruinas
Evidentemente, por aquí hace tiempo que no sube nadie.
Detalle de la casa parroquial
La iglesia también cerrada, nada destacable en el exterior salvo un busto de Andrés Manjón Manjón, un cura nacido en este pueblo aunque se fue para Granada y desde allí se dedicó a fundar escuelas. Ni más ni menos que cuatrocientas consiguió abrir por todo el mundo antes de su muerte en 1923.
Busto en la iglesia
Por la parte de atr√°s de la iglesia hay una escalera que baja hacia el r√≠o. Desde abajo se puede ver c√≥mo est√° colocada en lo alto de una pe√Īa, l√°stima de ese primer plano embarullado que desmerece un poco la foto.
Iglesia en lo alto
Y por supuesto yo sigo viendo caras por todos lados. Dos ventanitas arriba y una abajo, mi cerebro ya lo asocia autom√°ticamente y no veo campanario, veo una cara.
Aquí también veo caras
En fin, este es m√°s o menos el aspecto del pueblo. ¬ŅPorqu√© se parece a Texas? En breve os lo explico.

Tarjeta familiar de museos

En uno de esos domingos de lluvia le hice una segunda visita al Mupac, el Museo de la Prehistoria de Cantabria situado bajo el Mercado del Este. Esta vez pas√© bastante m√°s rapidito porque todo era igual a la visita anterior (no cambian las exposiciones) y porque hab√≠a un tropel de padres de esos modernos que para que los ni√Īos cojan cultura los meten en un museo a que corran, griten, salten sobre los sillones y, en definitiva, le toquen las pelotas al resto de gente que ha ido a ver con tranquilidad lo que all√≠ se expone.

A lo que √≠bamos, en uno de los laterales de la entrada ten√≠an colgado un cartel que puede ser interesante para la gente que gusta de visitar museos o tiene familia y de cuando en cuando se van a visitar espacios culturales, cuevas o similares. Existe en Cantabria una ¬ętarjeta familiar¬Ľ que cuesta 70 euros y permite la entrada de forma ilimitada durante un a√Īo a todos esos sitios gestionados por el Gobierno de Cantabria a los que toca pagar por entrar, como puedan ser las cuevas (el Soplao no est√° incluida), algunos centros de interpretaci√≥n, el Palacio de Sobrellano, el Museo Mar√≠timo del Cant√°brico, etc.
Tarjeta familiar de museos
Siendo una persona sola no compensa, pero para una pareja con un par de ni√Īos vaya si merece la pena. Entrar a la cueva del Moro Chuf√≠n son quince euros, multiplica por cuatro y casi te ha costado lo mismo que la tarjeta. Entrar al Museo Mar√≠timo del Cant√°brico son ocho euros, y as√≠ sucesivamente.

Para solicitarla creo que se hace directamente en la taquilla de alguno de los centros culturales incluidos y hab√≠a le√≠do que hay que llevar el libro de familia para que incluyan al resto del personal. L√°stima no haberlo sabido antes porque habiendo ido a casi todos estos sitios √ļltimamente y me habr√≠a ahorrado un dinerito.

El pozo azul

Los alrededores del r√≠o Rudr√≥n es una zona de la que hablar√© alg√ļn d√≠a con m√°s tranquilidad porque me dej√≥ alucinado. Est√° ya en Burgos, saliendo de Cantabria por el puerto del Escudo. Al llegar a Covanera te desv√≠as a la derecha y abre bien los ojos porque hay mucho que ver. Tambi√©n tienen un mont√≥n de senderos que vi en un cartelote y lo retrat√© para investigar un poco una vez en casa porque la cosa promete.
Cartel con senderos
En el punto donde est√° el cartel hab√≠a un indicador seg√ļn el cual ¬ęel pozo azul¬Ľ estaba a seiscientos metros de distancia. Pues hombre, ya que estamos aqu√≠ vamos a echar una ojeada porque si es de bonito y curioso como son las monta√Īas ya merecer√° la pena.
Inicio de la ruta
Emprendemos caminata por un sendero perfectamente indicado. A medio camino veo una cueva y me imagino que ser√° algo importante, quien sabe si con pinturas, si con estactitas y estalagmitas. Pues no. Mi gozo en un pozo, la cueva es el cagadero municipal a juzgar por la de zurullos y papelotes usados que hab√≠a por todos lados, y de los neandertales dudo que sean. Como mucho del ¬ęhomo guarro ib√©rico¬Ľ.
Cueva cagadero
Diez minutos de caminata y llegamos al lugar indicado, una poza donde se embalsa un montón de agua de un riachuelo y no sé si será la piedra, si serán las plantas del fondo, pero tiene un color azul verdoso precioso. Pues bien majo está el sitio, venir aquí en verano para usarla como piscina tiene que ser una gozada.
El pozo azul

Una ma√Īana en Cabo Mayor (II)

Seguimos con mis andanzas triscando cual alegre cabritillo por los riscos de Cabo Mayor. Claro que mis equilibrios no son nada comparados con lo de algunas rocas que hay en los acantilados.
Roca en equilibrio II
Es ver algo así y me entran unas ganas irrefrenables de irme a empujar, a ver si sale pitando hacia abajo. Claro que con mi suerte igual cae por el lado que no debe y tengo que salir corriendo ladera abajo perseguido por una roca de varias toneladas.
Roca en equilibrio I
S√© que hace tiempo aqu√≠ hab√≠an intentado montar una ¬ęSenda Costera Cabo Mayor – Virgen del Mar¬Ľ a base de poner vallas y pasarelas de madera en toda la zona, qu√© bien bonita est√° en plan natural como para venir a estropearla haci√©ndola medio artificial. No hab√≠a visto en persona c√≥mo era esa ¬ęsenda costera¬Ľ hasta hoy. Ya de lejos ve√≠a mucho palitroque donde antes s√≥lo hab√≠a piedra.
Puente del Diablo y pasarela I
Esto es donde anteriormente estaba el ¬ęPuente del diablo¬ę. Ahora se notan unos palitroques verticales por arriba y una construcci√≥n de madera a la izquierda.
Puente del Diablo y pasarela II
Ampliando un poco se ve cómo han metido una pasarela tipo puente justo al final de la cortadura del Puente del Diablo. Hala, vamos a verla.
Pasarela de la ruta de la costa I
Madre m√≠a… ser√° m√°s c√≥modo, ser√° lo que quieran, pero meter algo tan artificial en esta zona que es todo naturaleza salvaje no me pega nada. Adem√°s no ayuda a salvar un paso especialmente complicado porque ah√≠ donde est√° se pasaba bien de sobra, el camino tendr√≠a un metro de ancho y no hab√≠a peligro.
Pasarela de la ruta de la costa II
Incluso si fuera una estructura ligera, simple, que no llamara demasiado la atenci√≥n podr√≠a entenderlo, pero vaya mamotreto que han colocado, fijaros qu√© cantidad de palitroques y qu√© recargada es. Madre m√≠a, qu√© mal gusto. No me extra√Īa que hayan pintado ese ¬ęSOS¬Ľ en la parte derecha, ¬°¬°¬°socorro, quitarme esto de aqu√≠…!!!
Pasarela de la ruta de la costa III
En la parte superior siguen estando unos palitroques que creo recordar ya estaban antes de lo de la senda costera. Estos hacen como de barrera para indicar hasta donde se puede pasar con seguridad en las inmediaciones del Puente del Diablo. Oficialmente no se debería pasar más allá de los palitroques. Extraoficialmente, estando allí es imposible no pasar para sacar alguna foto.
Postes en la roca
Es que la costa por aqu√≠ es preciosa, con los acantilados, el mar azul, el Pante√≥n del Ingl√©s casi al borde del precipicio… hay que aprovechar para disfrutar las vistas, que a este ritmo cualquier d√≠a construyen algo ah√≠, lo pavimentan o azulejan las rocas y adi√≥s panorama.
Panteón del Inglés al fondo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies